Unidad Popular    Sede nacional: Vázquez 1463  Montevideo 

Contactos con el Equipo de Prensa y Comunicación de la UP: prensa.unidadpopular.uy@gmail.com

Imperialismo yanqui,  propaganda y acción (II)

 

 Desde 1900, la nueva etapa (“imperialista”) del capitalismo mundial globalizó la explotación del trabajo asalariado mediante la presencia del capital financiero en los más lejanos confines del Planeta. USA tenía por entonces el suficiente capital acumulado y las suficientes zonas de influencia prepotente, para convertirse en una importante potencia imperialista. Protegida por su lejanía geográfica de los escenarios bélicos más peligrosos, sus bancos y sus industrias fueron refugio de capitales extranjeros, y muy especialmente de los de la burguesía judía internacional. Ésta tenía su propio proyecto, organizado por el Sionismo, y USA resultó su aliado ideal.

La participación de USA en la alianza contra el fascismo, aunque tardía, elevó su prestigio tras la Segunda Guerra Mundial (1945). Nadie advirtió de inmediato que las dos bombas atómicas yanquis no habían sido arrojadas sobre la industria militar japonesa sino sobre la población civil. USA ya planificaba sus alianzas de postguerra, y aceptó el juicio contra los criminales nazis pero no contra los criminales japoneses. En el Reader’s Digest de la época puede leerse que en realidad la Casa Imperial japonesa había sido víctima de la presión de militares ya por suerte destituidos.

En 1945, la URSS estaba convaleciente y con su suelo arrasado; China avanzaba en su liberación, pero aún era un gigante pobre y atrasado. Europa Occidental tardaría en llegar a los  niveles de pre guerra. Fue el momento estelar de USA. Se volvió policía mundial del capitalismo, y árbitro financiero del comercio mundial. Organizó la OTAN, el ANZUS (alianza militar Australia Nueva Zelandia y USA) el TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia recíproca) y el FMI, donde todos los países “libres” (o sea: capitalistas) tenían tantos votos como dinero pusieran.

El caso uruguayo es ilustrativo de la estrategia financiera imperial de USA. Uruguay se había enriquecido por la Segunda Guerra mundial y por el apoyo a USA contra el pueblo coreano.  Pero USA no tiene amigos; sólo tiene servidores.  Acogotó a Uruguay con deuda externa impagable y bajó artificialmente los precios de las mercaderías que Uruguay exportaba.

La Guerra Fría desarrolló un concepto propagandístico nuevo: USA era el líder del “Mundo Libre” contra el Comunismo, que era tan malo o peor que el nazismo. Para frenar al Comunismo y defender “los intereses de los ciudadanos norteamericanos”, USA sustituyó a Francia en la agresión a Viet Nam.  

La URSS ya no era la sociedad socialista austera de los 30, pero seguía siendo un rival a aniquilar. La URSS apoyaba a movimientos de liberación que cuestionaban el saqueo norteamericano. Arrasada en el 45, puso un satélite artificial en órbita apenas doce años después. Quien posee un misil portador de satélites puede enviar ese mismo misil a un lejano territorio enemigo, y cuando se miniaturizaron las cabezas nucleares, un solo misil  podía llevar un racimo de ellas a donde se propusiera.

La carrera espacial era una carrera armamentista indirecta, que no se detuvo por el declive de la URSS. Cuando se logró poner en órbita satélites que giraban a la misma velocidad que la rotación terrestre, y en el mismo sentido, estos artefactos se volvieron ”geoestacionarios”, o sea, eran observatorios prácticamente fijos sobre un territorio. Por lo tanto, el siguiente paso fue dirigir los lanzamientos de misiles y corregir el rumbo  desde las computadoras “on line” de un sistema  de satélites. Y un nuevo paso, lógicamente, fue diseñar lasers u otro tipo de rayos que destruyeran o inutilizaran los satélites. La idea de USA es que las armas nucleares enemigas, aunque puedan  seguir aniquilando población civil, no tengan la suficiente puntería para golpear los silos del armamento propio.  

Al mismo tiempo, USA perfeccionaba los mecanismos de explotación y saqueo de los pueblos y sus recursos naturales. En los 90 aparece la Organización Mundial del Comercio. Antes de su creación, el GATT garantizaba ciertas normas de respeto mutuo en el comercio mundial, y patentaba las marcas más reconocidas para que no hubiera falsificaciones. La Organización Mundial de Comercio extendió las patentes sobre las formas de vida y los organismos genéticamente modificados, despojando por un lado a los pueblos de sus variedades alimenticias mejoradas en siglos de trabajo colectivo, e impulsando el negocio criminal de los laboratorios del agronegocio y de los medicamentos.

Y todo se hace en nombre de un “progreso” que sería benéfico para toda la Humanidad. La tierra torturada y empobrecida, las aguas contaminadas, la desindustrialización de los países dependientes, la sed, el hambre y la desesperación de las mayorías, son el verdadero rostro del saqueo imperial. 

USA es responsable de crímenes de lesa humanidad. Controla hasta esta pecera en la que navegamos y llamamos internet. Pero no es invencible. La canción de los pueblos derriba  muros y murallas.  Volveremos a ello.

 

(*) Maestro e historiador, candidato a la Presidencia de la República por Unidad Popular.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

 
Entradas destacadas

Unidad Popular seguirá en la calle y con los pueblos en lucha

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Archivo
Please reload