Unidad Popular    Sede nacional: Vázquez 1463  Montevideo 

Contactos con el Equipo de Prensa y Comunicación de la UP: prensa.unidadpopular.uy@gmail.com

Sobre nuestro Programa (III)

 Nuestro Programa fue profundizado y actualizado en el Noveno Encuentro. Es diagnóstico, es propuesta y es camino organizado. Nos permite evaluar desde la óptica de los trabajadores y del pueblo cada evento concreto dentro de las tendencias generales del proceso neoliberal. Permite valorar cada conquista parcial y transformarlo en impulso hacia mayores metas.

Transformado cada derrota en un elevador de conciencia rebelde, y cada victoria parcial en una demostración de que todo puede cambiar con pueblo organizado, acudimos siempre a nuestro Programa como brújula. Su texto no oculta los inmensos desafíos que nos plantea un proceso de romper las cadenas del sometimiento, no oculta el esfuerzo colectivo que se requiere para rescatar nuestro rico patrimonio, como decía Artigas, “de tal modo que los más infelices sean los más privilegiados”.

Por eso su artículo 1 no empieza con promesas fáciles, sino que habla de enfrentar la Deuda Pública asfixiante; el art. 2 proclama nuestro rechazo a las cartas de intención y los TLC; y el art. 3 es nuestra denuncia a la piratería de la banca privada extranjera y el planteo de medidas de fondo para cambiar esta situación.

El art. 4 complementa lo anterior. Plantea la Nacionalización del Comercio Exterior, o seas, que el Estado controle las exportaciones e importaciones, incida en el estímulo a los flujos necesarios en ambos sentidos y desincentive o grave con altas tasas los flujos importadores suntuarios.

Ninguno de estos artículos propone soluciones “socialistas”; son sólo medidas de soberanía nacional. La acumulación capitalista seguiría funcionando, pero con la estatización del Comercio Exterior saltaría la fuga de capitales y se eliminaría el déficit en la balanza comercial. La “pesificación” del mercado sería un golpe al actual flujo anónimo de dólares del gran narcotráfico, tanto de sus ganancias hacia afuera como en el blanqueo interior de capitales.

El art. 5 es de particular importancia, pues plantea una Reforma Tributaria radical. Allí no está planteada la socialización de los Medios de Producción, no está planteada la expropiación del gran capital. Pero a través de los impuestos se puede llegar a una política de Estado que atienda mejor los reclamos populares y se pueda financiar proyectos de desarrollo sustentables con recursos propios.

(Digamos de paso que el actual Partido de Gobierno redujo a la mitad los aportes patronales al BPS, pero a eso volveremos en otra nota).

Tomemos los grandes tubos de chupar que tiene el Presupuesto General de la Nación. El Impuesto al Valor Agregado (IVA) golpea sobre todo a la economía de los más pobres. Nuestro Programa platea abolirlo para el 10% de los alimentos de primera necesidad, para las tarifas públicas y para la atención médica.

El Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF) desnuda el espíritu del Gobierno: en lugar de cumplir con aquella promesa de “que pague más el que tiene más”, el Gobierno decidió “que page más el que trabaje más, y a su costa hago asistencialismo con los desempleados”. Nuestro Programa plantea la anulación total del IRPF.

También planteamos la reinstalación del impuesto a los activos de la banca privada y a sus redes privadas de cobranza. El uno por mil representaría más de 300 millones de dólares anuales para el Presupuesto. Otros planteos impositivos ya han sido encarados por nuestro diputado y su equipo.

El Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE), ese sí, sí es una herramienta para que aporten más los de arriba; pero desde 2014 la suma de IRPF (cat.II) más el infame IASS (impuesto inconstitucional al Sistema de Seguridad Social, que pagan los jubilados) es más que el aporte del IRAE. Hoy los trabajadores y jubilados aportan al Presupuesto 20% más que las grandes empresas.

Las Zonas francas “a la uruguaya” y la exoneración de impuestos a los mega proyectos saqueadores son un insulto a nuestro pueblo. Para peor, los inmensos camiones de las industrias extranjeras contaminantes destruyen nuestras rutas y caminos rurales, pero la reconstrucción la ´pagamos todos.

Exigimos una política impositiva severa contra ellos y contra los grandes contaminadores, mientras se encaminan medidas más de fondo contra el saqueo y la contaminación.

Y todavía no hemos tocado el tema de la tierra. Ya estamos llegando.

 

 

(*) Maestro e historiador, candidato a la Presidencia de la República por Unidad Popular.

 


 

 


 

.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

 
Entradas destacadas

Unidad Popular seguirá en la calle y con los pueblos en lucha

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Archivo
Please reload