Frente a la crisis sanitaria y económica que atraviesa el país, Unidad Popular declara:

27/3/2020

 

La crítica situación sanitaria que atraviesa el país no se aleja demasiado de la que viven otros pueblos hermanos del continente y el mundo.

El impacto en la economía del país y en particular en el bolsillo de los trabajadores es preocupante. Frente a ello el gobierno ha presentado una serie de medidas económicas que algunas resultan insuficientes y otras merecen nuestro rechazo por ser continuadoras de las políticas económicas neoliberales, las cuales implican que los trabajadores se encuentren con salarios sumergidos, con trabajos precarios y con servicios sociales recortados producto de la falta de presupuesto que los gobiernos pasados y el actual les asigna.

 

La Unidad Popular sostiene que para hacerle frente a la actual situación y salir de ella, sin perjudicar a nuestro pueblo, es necesario tomar otro camino al propuesto por este gobierno, el cual cuenta con el respaldo de otras fuerzas políticas y sociales.

Ejemplo de ello es el antipopular aumento de tarifas de los servicios públicos esenciales para la vida digna de nuestro pueblo. Dicha medida no es nueva en tanto los gobiernos anteriores la venían aplicando sistemáticamente a comienzo de cada año. Este nuevo tarifazo que golpea directamente en la economía del hogar debe ser revertido, y por el contrario se debe impulsar la reducción de todas las tarifas públicas.

 

Entendemos que la falta de recursos para los servicios de salud pública se debe a la lógica mercantilizadora que se viene aplicando mediante el actual sistema de salud, el cual implica que grandes sumas de dinero del pueblo vayan a parar a manos de las mutualistas dejando a ASSE con un presupuesto totalmente insuficiente. A ello debemos sumarle el sistemático desmantelamiento de los servicios públicos, como las camas de CTI de Hospitales, para promover el lucro de los prestadores privados. Para poder brindar una correcta atención de salud es necesario impulsar un sistema de salud público, gratuito y estatal.

Evidentemente el impacto sobre el BPS del necesario envío de trabajadores al seguro de paro ha de ser mayor en tanto se siguen manteniendo las AFAP, es decir empresas que lucran con los aportes de los trabajadores, mientras el BPS debe hacer frente a todas las prestaciones con la mitad de los recursos. Frente a ello planteamos la eliminación de las AFAP y el retorno de todos los aportes realizados por los trabajadores al BPS donde siempre debieron estar, para brindar una cobertura total del salario de los trabajadores enviados al seguro de paro.

 

Las medidas anunciadas para sostener algunas partidas de alimentos para el sector más necesitado de nuestra sociedad, la atención a las personas en situación de calle, ampliar el derecho al seguro de paro, así como el otorgamiento de préstamos a las pequeñas empresas y a los trabajadores independientes, no puede ser financiado mediante el aumento del endeudamiento externo, ni con recortes de los salarios de los trabajadores, ni con el incremento de la carga impositiva a los humildes.

 

El gobierno puede aplicar un conjunto de medidas que permitirían contar con los fondos necesarios sin afectar la soberanía nacional ni a los trabajadores. Proponemos suspender el pago de la deuda externa y dicho dinero debe ser puesto al servicio de las necesidades de nuestro pueblo. Otra medida realizable es la aplicación de impuestos a las zonas francas, que hasta el momento siguen sin aportar un solo peso. También entendemos viable la utilización de una parte de las reservas internacionales con las que cuenta el Uruguay, esos dineros son del pueblo y deben servir únicamente a los intereses del mismo. Creemos oportuno aplicar una tasa a la mercadería en tránsito (zonas francas) del 1/1000, aumentar el IMESI a las bebidas con azúcar agregada, eliminar el subsidio a los Casinos privados para los premios de las carreras de caballos, reinstalar el impuesto a la actividad bancaria (IMABA) y creemos más que necesario suspender los gastos de obras para UPM2, que han significado y significarán miles de millones de dólares.

 

Estas medidas permitirían no solo contar con cientos de millones de dólares, recursos necesarios para la actual crisis sanitaria y económica, sino que podrían dar financiamiento permanente a múltiples servicios públicos y estatales que hoy no cuentan con los mismos.

Ejemplo de ello es la necesidad de brindar el 6% del PBI como mínimo para la ANEP y la UdelaR y el 1% para Investigación y Desarrollo. En estas circunstancias hemos visto cómo la academia supo una vez más contribuir con conocimiento y soluciones concretas para superar esta crisis sanitaria, pero la falta de presupuesto digno limita significativamente ese tipo de prácticas que fortalecen nuestra soberanía.

 

Por último queremos reconocer todos los esfuerzos que viene realizando la sociedad para salir de esta emergencia sanitaria. Expresamos nuestra solidaridad con las iniciativas populares que vienen surgiendo en todo el país, procurando  atender el hambre y la miseria e instando a apoyarlas activamente.

Reafirmamos nuestro compromiso con nuestro pueblo para evitar que la crisis económica la paguen los trabajadores. Seguiremos luchando por una sociedad más justa y solidaria.

 

Unidad Popular

Marzo 2020

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

 
Entradas destacadas

Ante dichos de Manini Ríos, UP reclama eliminar la Ley de Impunidad

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
Archivo
Please reload

Unidad Popular    Sede nacional: Vázquez 1463  Montevideo 

Contactos con el Equipo de Prensa y Comunicación de la UP: prensa.unidadpopular.uy@gmail.com