Balance del referéndum: se vienen tiempos de lucha


DECLARACIÓN PÚBLICA DE LA UNIDAD POPULAR

ANTE EL RESULTADO DEL REFERÉNDUM


El resultado del referéndum es un golpe para los intereses populares, al tiempo que el gobierno avanza resueltamente en sus planes a pesar del pequeño margen en su favor.


El rechazo a la LUC y la resolución del Referéndum


Desde que se conociera el borrador de la Ley de Urgente Consideración (LUC), la Unidad Popular expresó su rechazo al contenido de dicha ley por entender que la LUC era un instrumento para aplicar políticas regresivas en materia de educación, seguridad, empresas públicas, vivienda, seguridad social, entre otros.


Una vez iniciada la etapa parlamentaria se pudo conocer en detalle todo su articulado, así como también se conoció el respaldo obtenido a cada uno de ellos tanto por los legisladores de la coalición de gobierno, así como del PERI y del Frente Amplio. Fue así que de los 476 artículos de la LUC, el Frente Amplió votó afirmativamente más del 50%.


En dicha oportunidad la Unidad Popular salió a la calle, se sumó a las movilizaciones, tomó los muros expresando su rechazo a esa situación, estableciendo que la urgencia para nuestro pueblo pasaba por otros aspectos de la vida económica y social.


Consumada la etapa parlamentaria un conjunto de organizaciones sociales y políticas colocaron sobre la mesa la necesidad de enfrentar la LUC, y fue así que, no hasta pasadas las elecciones departamentales, se empezó a discutir el camino a seguir. Una opción era ir contra toda la ley y la otra contra una parte de ella.


Ante dicha circunstancia la Unidad Popular propuso, en diálogo con el PIT-CNT y con FUCVAM, una selección de 230 artículos para la consideración popular, artículos que abarcaban temas de importancia para los intereses de nuestro pueblo.


Finalmente, el espacio de la Intersocial sufrió la imposición de la postura de la mayoría de la dirección del PIT-CNT y del FA, donde excluyendo todo debate, instalaron la cantidad de 135 artículos a ser impugnados.

En instancias de recolección de firmas para un eventual referéndum la Unidad Popular habilitó a que nuestra militancia desarrollara su trabajo social y político en ambas propuestas por entender que lo central era eliminar el contenido más negativo de la ley.


Movilización popular por el SÍ y sus resultados


Ya lanzada la campaña por el SÍ rosado, la Unidad Popular definió su apoyo mediante un estilo independiente; se denunció y vinculó de forma directa el proyecto que implica la LUC con la reforma de la seguridad social. Fue así que a lo largo y ancho del país nuestra militancia generó actividades informativas, de propaganda por el voto rosado y de distribución de la papeleta del SÍ.


El resultado no fue el deseado. Esto implica hoy el avance del gobierno en todos los planos. Algunos de los golpes contra el pueblo ya los veníamos sufriendo, es de esperar que se agudicen. Tal es así la suba de precios de los combustibles (por ende, de todos los productos y servicios básicos), las medidas represivas, la reforma en la educación y en la seguridad social, entre otros.


Creemos que de esta pelea se deben sacar algunas conclusiones. En primer lugar, la victoria del gobierno en mantener esta ley fue muy exigua para sus expectativas.


En segundo lugar, hay que reconocer que la clase trabajadora acompañó en buena medida la propuesta del SÍ en el referéndum, particularmente los jóvenes de nuestro pueblo, lo cual expresa claramente una fuerte oposición popular, no solo a la LUC sino a toda la política económica y social del gobierno, por más que algunos intentaron separar una cosa de la otra.

Es de destacar el triunfo del SÍ en los departamentos de Montevideo, Canelones y Paysandú, de fuerte concentración y tradiciones proletarias.


En tercer lugar, las fuerzas con las que se contó en el trabajo decidido y concreto para eliminar estos 135 artículos se vieron reducidas producto de la apenas disimulada intención de algunos dirigentes políticos y sociales "opositores" de no enfrentar el proyecto.


Cuarto: la presencia en los medios de comunicación fue muy desigual, el gobierno y el propio presidente Lacalle Pou los usaron y abusaron, a lo que se sumaron las vacilaciones y falta de compromiso a lo largo de la campaña del oportunismo predominante en la dirección del Pit-Cnt y el FA.

Desde algunos dirigentes del SÍ sistemáticamente se sostenía que este referéndum no era contra el gobierno, que no era contra toda la ley, incluso se atrevieron a decir que la LUC era buena.

A ello debemos sumarles declaraciones públicas de algunas figuras que ponían en duda que la portabilidad numérica fuera mala, entre otras declaraciones vacilantes y tibias.

La resistencia al avance de la lucha contra el contenido de la LUC, lamentablemente no estuvo únicamente entre las filas del gobierno.


Ante este escenario la militancia tuvo que redoblar los esfuerzos y logró el apoyo ya conocido al SÍ.

Para la Unidad Popular esta lucha era decididamente contra este gobierno, representante hoy del modelo neoliberal al cual enfrentamos desde siempre y en todos los planos.


Para nosotros la LUC es en su esencia una ley antipopular, por lo cual deberemos seguir buscando los mecanismos que nos permitan eliminarla. Claramente esta ley es la antesala de un conjunto de medidas y reformas, como lo es la de la seguridad social, las cuales debemos combatir como pueblo organizado.

Apenas se sospechaba el resultado, ya se escuchaban pedidos de mesa de dialogo, de negociación. No podemos pensar que repitiendo los mismos errores podremos llegar a mejores resultados.


Las perspectivas


Se vienen tiempos de lucha, peleas en las cuales el pueblo uruguayo se juega su presente y su futuro. Vienen con todo contra la seguridad social: quieren recortar beneficios, rebajar jubilaciones, aumentar los años de trabajo y de aporte; quieren otorgarle más beneficios a las AFAP; quieren desmantelar el BPS.


Por lo tanto se hace necesario enfrentar todas las propuestas del Comité de Expertos (creado por la LUC), y respaldar el proyecto alternativo de ATSS, así como trabajar por un plebiscito el cual permita eliminar las AFAP y desarrollar los cambios necesarios para una seguridad social estatal, universal, justa y solidaria.

No podemos demorarnos, tal como lo anunció el gobierno el proyecto de reforma de la seguridad social ingresará al Parlamento en un corto plazo y cuenta con el apoyo, para una buena parte de dicho proyecto, no sólo de los legisladores de la coalición sino de varios de la oposición.

Rescatemos esa reserva moral que tiene nuestro pueblo y enfrentemos la reforma de la seguridad social con más fuerza, con mayor amplitud, y por sobre todo, con mayor firmeza en los principios.


¡Los derechos se defienden luchando!


UNIDAD POPULAR

31 de Marzo de 2022

Entradas destacadas
Entradas recientes
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram