La reforma que se viene: ataque generalizado a los trabajadores




Esta Reforma de la Seguridad Social es

un ataque generalizado a toda la clase trabajadora

En estas horas el gobierno de la coalición de derecha avanza decididamente en llegar al consenso necesario para llevar a cabo la tan mentada Reforma de la Seguridad Social.

Desde el primer anuncio la Unidad Popular denunció las intenciones de este gobierno, y de representantes del seudoprogresismo como Mujica y Astori, de aumentar la edad para poder jubilarse, aumentar los años de trabajo, bajar las jubilaciones y pensiones, recortar beneficios y fortalecer el sistema privado de las AFAP.


Lamentablemente esto se confirma con el documento elaborado por la “comisión de expertos” creada en la Ley de Urgente Consideración (LUC) con el voto de todos los partidos políticos con representación parlamentaria. Pero debemos decir que es peor de lo que denunciamos entonces: con esta propuesta estamos ante un ataque general contra el pueblo trabajador.

Con estos cambios el gobierno le declara guerra a los trabajadores; es la “motosierra” de la coalición multicolor para la seguridad social que apunta a cortar y aplastar derechos conquistados por la clase trabajadora, y además condena a las futuras generaciones de trabajadores.


Esta reforma reaccionaria se suma al ajuste presupuestal, a la rebaja generalizada de salarios y jubilaciones y a la LUC, conformando una verdadera ofensiva del capital financiero contra los trabajadores y el pueblo, haciéndole pagar el costo de la crisis económica del sistema capitalista-imperialista potenciada por la pandemia.

Hoy la continuidad de la crisis social y económica empobrece y somete al pueblo trabajador. Más de 500 mil jubilados cobran menos de $27.000 y 240 mil de ellos cobran menos de $16.000 por mes. Mientras tanto “del otro lado”, el 5% de la población se apropia de más del 40% de la riqueza que generamos los trabajadores.


Esta crisis que se viene gestando desde hace un tiempo se va a agravar mañana por obra de la proyectada y propuesta reforma del Fondo Monetario Internacional y que impulsa el gobierno a través de la comisión de expertos.

Las consecuencias serán crueles para el conjunto de la población trabajadora, van a generar más pobreza, más desocupación, más trabajo precario y más rebaja salarial. El gobierno viene por el desmantelamiento de la Seguridad Social y el achique del BPS.

Nos obligan a aportar más y a trabajar más años, a recibir menos prestaciones, a cobrar menos jubilaciones y pensiones. Nos obligan a todos los trabajadores -sin importar el monto del sueldo- a la afiliación obligatoria a las AFAPS, van por el recorte de las actividades bonificadas y por varias pensiones.

Plantean esto con el argumento de reducir el llamado “déficit de la seguridad social’’, cuando mantienen los aportes patronales en el 7,5% mientras los trabajadores aportamos el 15%, exoneran a grandes capitales de aportes patronales y a las AFAPS desfinanciando el sistema solidario y mantienen las jubilaciones de privilegio para los altos oficiales en la Caja Militar.

Apuntan a corromper el sistema de Seguridad Social, pretenden mantener privilegios y fortalecen el individualismo.


La reforma es un todo que no se debe desconocer y su corazón es el ataque al conjunto de los trabajadores de hoy y a las futuras generaciones de trabajadores.

Esta reforma también es integral para recortar derechos, es universal para atacar a todos los trabajadores, es intensamente privatizadora para asegurar ganancias empresariales y es profundamente injusta porque está decidida y claramente a favor del gran capital y en contra del trabajo.


Creemos que hay un sólo camino para el movimiento popular, hay una sola opción para los trabajadores: luchar contra ésta reforma y luchar por el proyecto alternativo, uniendo esta lucha a la campaña por el SI al Referéndum contra los 135 artículos de la LUC y al conjunto de las luchas por trabajo, salario, salud, vivienda y educación popular.

Rechazamos las propuestas de la Comisión de Expertos, porque profundiza la desigualdad, la injusticia social y la explotación de los trabajadores. Rechazamos las propuestas “gatopardistas” que proponen cambios que dejan en pie lo esencial de los objetivos de las clases dominantes y el FMI. Rechazamos las falsas opciones, las medias tintas y el doble discurso.

La Unidad Popular apoya el proyecto alternativo para la Seguridad Social presentado por el sindicato de trabajadores del BPS (ATSS) porque refuerza la solidaridad de clase y fortalece la justicia social, porque representa los intereses de clase de toda la clase trabajadora. Apoyamos la lucha para eliminar las AFAPS y la reforma constitucional que integre el Proyecto Alternativo de los trabajadores. Estaremos en la calle, en cada movilización junto a las organizaciones sociales para sumar nuestras fuerzas en esta batalla.

UNIDAD POPULAR

Octubre 2021

Entradas destacadas
Entradas recientes